My experience with Croup

A little over a week ago Robbie, my 4 year old son, started coughing and had a runny nose. He didn’t have any other symptoms, but since his cough was persistent, we decided to take a COVID-19 test. It was negative, so he went back to school one he was feeling better. A few days passed, and my baby boy Antonio, who is 12 months old, started having a runny nose as the only symptom (this was 4 days after my firstborn started coughing). Antonio had a bit of a cough the next day, and I don’t recall noticing any coughing on Day 3. On Day 3 at night he went to sleep, and at midnight his situation was completely different. He had croup.

According to the Mayo Clinic, croup causes swelling of the larynx, trachea, and bronchial tubes, creating breathing difficulties, and a barking cough. Likewise, taking a breath often produces a high-pitched whistling sound (stridor). Symptoms usually worsen at night, exactly what happened to Antonio. Croup cough is medically known as laryngotracheobronchitis.

Fourth day with symptoms
At midnight, Antonio woke up crying, and each time he breathed he would have stridor, which is a wheezing sound when baby breaths in. We got him from his crib, used saline spray in his nose, he nursed, and then he fell asleep. We also placed the cold vapor humidifier on our bedside table. I placed Antonio on our bed, using my arm as his pillow so that he was a bit elevated, and so that he could breath well. At 2am he woke up crying, but this time was more alarming. He was visibly having trouble breathing, so we did some home remedies that are recommended in this case:

  1. Stay calm
  2. Use a nasal spray with saline solution and suck the boogers if you notice baby’s got a stuffy nose
  3. Take baby to the bathroom and run the shower or bath with hot water so that the steam clears their airways
  4. If it’s cold outside, bundle baby and take them outside
  5. If baby has a fever, use the proper dose of acetaminophen or ibuprofen and keep monitoring temperature

We followed the first 3 steps. Outside wasn’t cold, and we noticed that the remedies weren’t really working, so we decided to take him to the ER. We arrived at 3am, and after my baby was admitted, Robbie and papá waited in the car. Robbie had croup once when he was around Antonio’s age. We’d taken him to the clinic, and his pediatrician gave him steroids in his throat to avoid it from swelling more. Robbie, unlike Antonio, had a fever, so we had to control it at home, and we just had to wait for his body to fight the virus. We thought this would be Antonio’s case.

Emergency Room
After having waited for a while for a room for my baby, we were given one, and they started evaluating his state quickly. He neededd a dose of epinephrine and oxygen. This treatment was given to him using a nebulizer attached to the oxygen mask. It’s really hard when a baby goes through this. They don’t understand what’s going on, and they want to take off the oxygen mask. We had to hold him down and wrap him like a burrito with the help of three medical assistants and myself. Also, Antonio got a steroid shot to help his throat from swelling. The advantage of having had all this situation happen in the middle of the night is that Antonio would fall asleep at times, and I was there on the floor by his bedside comforting him any time he’d wake up.

After 3h of having gotten the treatment, the pediatrician in charge said Antonio needed one more dose of epinephrine, and that he’ll be monitored expecting improvement, but if he didn’t, they mentioned he’d have to be transferred to a children’s hospital for observation. After this dose he didn’t need more oxygen, so I had to nurse him and let him rest. This time I was able to lay down with him on the stretcher. Thanks heavens that after 3h more he was so much better. The pediatrician in charge then decided to discharge him with commitment to take him back to the ER if he worsened, and we also had to take him to the pediatrician for a follow up on Monday, since this happened on Saturday.

At home
We were lucky my brother in-law gave us a hand taking care of Robbie because my husband had to go to work, so he picked us up from the hospital. My mother in-law was on her way from Michigan to be with us in case there was an emergency. That night Antonio was really well, and he slept soundly. During the day we had given Antonio 3 steam baths, and I motivated him to drink more water, and nurse more. He also ate super well. The next day, on Day 6, my mother in-law took my sons out so that I’d shower. Antonio started having symptoms again. We think it was because of the heat. She brought them back, and I immediately took him to the bath and started running hot water. He had stridor when he was breathing, but he seemed well, and he was playing. After that he had some popsicles, nursed a lot, and he drank lots of water. It is really important to offer babies more breastmilk or formula, and to increase water intake (or breast milk) in older children.

The early hours of Day 6 we had another session of coughing with wheezing sounds and stridor. My husband spent a good chunk of time with Antonio sleeping on his shoulder on the bathroom floor. We monitored him all night and kept him vertical. In the morning we took him to the clinic to his follow up. Antonio seemed to have left that night behind, and he was looking well. His pediatrician talked to her medical team, and they said they couldn’t prescribe him more steroids. Instructions were the same, to keep giving him steam baths if needed, to offer him popsicles, and to make sure his liquid intake was good.

Antonio kept getting better, even though sometimes he has a barking cough, so typical of croup. Children between 6 months to 3 years old are more at risk when getting croup since their throats are so small. In rare cases children need to go to the ER, and it is really important to follow your instinct. Doctors told me we had done the right thing by taking him in.

If your little one starts making a weird sound when they breath (stridor) or when coughing it sounds like a barking cough, call their pediatrician. The sound of their cough and/or stridor are a sign that their larynx and trachea are swollen. If you followed the home remedies for 20-30min and you don’t see and improvement, take them to the ER, specially if your baby seems lethargic. Stridor while at rest is not normal.

 Michelle | con limón, please

.

.

.

.

Here you’ll find some links to read more about it, and you can also hear the characteristic sound of the barking cough and stridor.

Croup (for parents) – Kid’s Health

Croup: Causes, Symptoms, Management, and Prevention – Cleveland Clinic

What is Croup? What Causes It? – WebMD LLC

Sounds of Croup – YouTube Medzcool

Mi experiencia con crup

Hace poco más de una semana Robbie, mi hijo de 4 años, comenzó con tos y con secreciones nasales. No tenía ningún otro síntoma, pero ya que la tos era persistente, decidimos tomar prueba del coronavirus para él, y mi esposo y yo. Fue negativa, así que cuando se sintió mejor regresó al preescolar. Pasaron unos días, y mi bebé Antonio, de 12 meses de edad, comenzó a tener secreciones nasales como su único síntoma (a los 4 días de que mi primer hijo presentara síntomas). Tuvo un poco de tos al día siguiente, y no recuerdo haber notado más tos en el día 3. El día 3 en la noche lo pusimos a dormir, y en la medianoche ya era un caso totalmente diferente. Tenía tos crup.

De acuerdo con la Biblioteca Nacional de Medicina de EU, crup causa inflamación en la laringe y la tráquea, trayendo consigo dificultad para respirar, tos seca con un ladrido muy característico. Los síntomas suelen empeorar en la noche, así como nos pasó con Antonio. La tos crup es médicamente conocida como laringotraqueobronquitis.

Cuarto día con síntomas
En la medianoche del cuarto día, Antonio se despertó llorando y cada vez que aspiraba presentaba estridor, que es un ruido al respirar hacia dentro. Lo levantamos, le pusimos solución salina en atomizador en su nariz, amamantó, y se durmió. También pusimos el humidificador de vapor frío en la mesa de al lado de la cama. Lo dejé en mi cama usando mi brazo como almohada para que pudiera respirar sin problemas. A las 2am se despertó llorando y esta vez fue más alarmante. Se notaba que tenía dificultad para respirar e hicimos los remedios caseros que te recomiendan en estos casos:

1. Mantén la calma
2. Usa atomizador con solución salina y aspira la nariz si escuchas que hay mocos
3. Llévalo a la regadera o baño con agua caliente corriendo para que el vapor le ayude a respirar
4. Si está haciendo frío afuera, cúbrelo bien y llévalo afuera. Verás que le ayuda
5. Si presenta fiebre, ofrécele la dosis adecuada para su edad de acetaminofén o ibuprofeno, y sigue monitoreando

Hicimos los primeros 3 pasos ya que afuera no estaba haciendo frío, y notamos que no nos estaba funcionando, así que decidimos llevarlo a emergencias. Llegamos a las 3am, y después de que admitieron a mi bebé, Robbie y papá fueron a esperar en el carro. A Robbie le había dado crup cuando tenía más o menos la misma edad que Antonio, y lo habíamos llevado a la clínica y el médico le puso esteroides en la garganta para evitar que se inflamara más. Robbie a diferencia de Antonio, sí había presentado fiebre, así que lo que hicimos fue controlorarla en casa, y esperar a que su cuerpo luchara contra el virus. Pensamos que así sería con Antonio.

En el ER del hospital
Después de esperar un rato a que hubiera un cuarto para mi bebé, pasamos y lo comenzaron a evaluar rápidamente. Necesitaba una dosis de epinefrina y oxígeno. Este tratamiento fue administrado con un nebulizador y oxígeno en mascarilla. Es difícil cuando un bebé pasa por esto. Lo único que quieren es quitarse todo de la cara, así que tuvimos que enrollarlo como burrito entre tres asistentes médicas y yo. Asimismo, le pusieron una inyección de esteroides para ayudar a que su cuerpo no inflamara más la garganta. La ventaja de haber acudido en el medio de la noche fue que Antonio se quedaba dormido por episodios, y yo estaba ahí en el piso a su lado tratando de confortarlo cuando se despertaba, y tratando de ayudar a mantener la mascarilla en su lugar.

Después de que habían pasado 3h de que había comenzado el tratamiento, el pediatra en curso dijo que necesitaría una dosis más, y que si después de las 3h volvía atrás, lo iban a tener que transferir a un hospital infantil para observación. Después de esta dosis ya no requirió oxígeno, así que le tenía que dar teta y dejarlo descansar. Esta vez me recosté con él en la camilla. Gracias al cielo después de las 3h ya se veía mucho mejor, y el médico tomó la decisión de darlo de alta con compromiso de chequeo dependiendo de su evolución, y con instrucciones de llevarlo a emergencias de nuevo si decaía, así como llevarlo tambien a la cita de seguimiento con su pediatra el lunes, ya que todo esto ocurrió en sábado.

En casa
Tuvimos la suerte que mi cuñado nos apoyara cuidando a Robbie porque mi esposo tenía que ir a trabajar, así que él nos recogió del hospital. Mi suegra venía en camino de Michigan para estar con nosotros en caso de alguna emergencia. Esa noche Antonio estuvo muy bien, y durmió tranquilamente. Durante el día hicimos 3 baños de vapor, y lo motivé a tomar más agua y teta, y estuvo comiendo súper bien. Al día siguiente, en el día 5, mi suegra llevó a los niños al parque mientras yo tomaba un baño, y Antonio decayó, creemos por culpa del calor. Lo llevé al baño de vapor, y aunque presentaba estridor él estaba jugando, y tenía buen ánimo. Le ofrecimos paleta de hielo, y mucha teta y agua. Es importante ofrecer mucha leche materna o fórmula en bebés, y aumentar la ingesta de agua (o leche materna) en mayores de 12 meses.

La madrugada del día 6 tuvimos de nuevo otra sesión de tos y estridor, y mi esposo pasó tiempo sentado en el baño con él para que pudiera estar en el vapor caliente. Lo monitoreamos toda la noche, y por la mañana lo llevamos a cita que agendé esa mañana con su pediatra. Antonio ya andaba como si nada hubiera pasado, y después de revisar y checar con su equipo médico, la pediatra dijo que no le podrían dar más dosis de esteroides. La indicación era la misma, seguir con baños de vapor de ser necesarios, ofrecerle paletas de hielo, y asegurarnos de que ingiriera suficientes liquidos. Si se presentaba el estridor teníamos que seguir los pasos mencionados, e incluso me comentó la pediatra que podría ponerlo enfrente del congelador abierto.

Antonio siguió bien, aunque de repente presenta un tosido con sonido perruno tan característico del crup. Los niños entre 6 meses y 3 años de edad están en mayor riesgo porque sus gargantas son más pequeñas. En raras ocasiones necesitan visita a emergencias, pero es importante seguir tu instinto. Los médicos en emergencias me dijeron que hicimos lo correcto al llevarlo.

Si tu pequeño comienza con un sonido extraño al aspirar (estridor) o al toser su tos suena a tos perruna, llama al pediatra. El sonido de su tos y/o el estridor indican que su laringe y tráquea están inflamadas. Si ya seguiste los remedios caseros por 20-30min y tu bebé sigue igual, llévalo a emergencias, especialmente si tu bebé se ve aletargado. El estridor sin actividad por parte de tu pequeño no es normal.

 Michelle | con limón, please

.

.

.

.

Te dejo estos links aquí para que leas más al respecto, y para que escuches cómo es el sonido tan característico de la tos con crup, y del estridor.

El crup en su niño pequeño – Healthy Children

Crup (para padres) – Kid’s Health

Crup: Medline Enciclopedia Médica

Sonidos de crup – YouTube Medzcool

Tres leches rice pudding

Rice pudding is my go to nostalgic dessert. I feel it’s also my go to pregnancy craving. Raisins are a must in my mom’s rice pudding, so I always try to put them in mine. Sometimes I don’t add different types of milk, and some other times I don’t add raisins. If I don’t have raisins, I like to add some lime zest, or even vanilla extract. My tres leches rice pudding is my favorite so far, so here is my recipe.

Ingredients:

  • 3c water
  • 2 cinnamon sticks
  • 1c white rice
  • 2c milk
  • 1 can evaporated milk
  • 1/2c condensed milk
  • 1/2c raisins (optional)
  • Ground cinnamon for serving (optional)

Boil some water to soak the rice for 10mim (separate from the water listed in ingredients). This will make your rice be tender. Grab a pot, and add the water and the cinnamon sticks. Bring to a boil. When the water with cinnamon is boiling, and the rice. Simmer in medium low for 15min with the lid slightly ajar.

Add the milk, evaporated milk, the condensed milk, and the raisins. Mix well, and cook for 15min at low heat. Be careful and stir occasionally, as when milk boils it spills out of the pot.

Serve warm or cold. Sprinkle some cinnamon on it, and enjoy!

NOTES:
* If you choose to use brown rice, cook the rice with water and cinnamon for 30min.
* Feel free to use the milk of your choice. The higher fat percentage, the creamier texture you’ll get.
* If you’re vegan and you’d like to try this recipe use cashew or oat milk. Sweeten it with sugar or a sweetener of your choice instead of using condensed milk.
*Feel free to play with the add-ins. When I don’t have raisins and I still want to make rice pudding, I add lime zest or vanilla extract. Some other dry fruit would be lovely as well.
*Store in the fridge in air-tight container for up to 7 days.
*Add milk after it’s been in the fridge as it tends to thicken when it gets cold.

¡Buen provecho!

Michelle | con limón, please

*

*

*

*

*

To see more delicious desserts go to my friends to check out what they’re sharing

Kayla | Instagram | Blog

Jessica | Instagram | Blog

Amy | Instagram | Blog

Shoma | Instagram | Blog

Lynsey | Instagram | Blog

Kristel | Instagram | Blog

Pamela | Instagram | Blog

Authentic slow cooker barbacoa tacos

For those of you who don’t know, I was born and raised in Hermosillo, in Sonora, Mexico. In that part of Mexico, we take pride on how we can endure being in very high temperatures, how the beef we have in our state is the best in the country, and why the way of preparing meals Sonoran style is the best around. Barbacoa is a Mexican staple, and you can make it either with beef or with pork. Follow this recipe for an authentic Sonoran barbacoa that you can put in your taquitos, tortas, quesadillas, totopos, etc.

If you’re the kind of people who like to get to the point, you can click here to watch my YouTube video. Here are the ingredients you’ll need for this easy recipe. Add everything to your slow cooker, and forget about it!

Ingredients:

  • 2lbs (1kg) pork shoulder (or pork butt; beef shoulder or tenderloin)
  • 2tbsp oregano
  • 1/2 head garlic
  • 4 guajillo peppers
  • 1 yellow or white onion
  • 4 bay leaves
  • 1/4tsp black pepper corn
  • 2tsp salt (or to taste)
  • 1 liter water

For the tacos:

  • 24 corn tortillas
  • Cilantro
  • Onion
  • Limes

Cut the meat in chunks, and add them to your crock pot or slow cooker. Rinse the peppers, and cut the onion in 4 parts. Add all the ingredients to the meat. Cover it and set it to high for 3-4 hours. Then, switch to low, and let it cook overnight. You will love the smell of the meat cooking.

Add all the ingredients to the pot. Set it in high for 3-4h, and then let it cook overnight.

Once your meat is cooked, take the peppers out and remove the stems, and add them to a blender. If you want to taste the spiciness of the broth little by little, add a pepper at a time. Sometimes some pepper are hotter than others, so if you’re sensitive to spiciness, this is a good practice. Add the onion as well. Pull out the meat from your pot, and put it on a board. Strain the broth into the blender. Blend for a minute, and strain again when you transfer it to a pot you’ll use on the stove top.

Pull the meat using two forks or your fingers, and get rid of fatty parts if you’d like. Add the meat to the pot containing the broth, put it on your stove top and bring it to a boil. Taste for salt level, and add more to taste.

While the barbacoa is boiling, finely chop some cilantro and onion to add to your tacos. These are the most classic ingredients people add to their barbacoa tacos, but you could also add cabbage or radishes, for example.

Prepare your taquitos! Warm up the tortillas in the microwave or on your stovetop, add some meat, cilantro, onion, some lime juice, and of course, a salsa. Here are some video links to some of my authentic taste salsas:
Restaurant Style Salsa
Better at home roasted Salsa Verde
Red Tomatillo Salsa

NOTES:
*You can use beef, pork, or even both!
*Add less guajillo peppers to the cooking process if you can’t stand any heat
*If you added all the peppers to the slow cooker, and you taste the broth and think it’s a bit spicy, don’t add all of them to the blending process

¡Buen provecho!

 Michelle | con limón, please.

*

*

*

*

*

I’ve connected with some amazing bloggers to share some blogs featuring crockpot meals! Chili, soups, broths, and more! Head to each of their blogs to check out what they are sharing.

Easy Slow Cooker Chili by Ashley

Fit Men Cook Recipe Review | Easy Slow Cooker Chicken Tinga Tacos by Heather

How To: Italian Chicken & Baby Potatoes in an Instant Pot by Amy

Slow Cooker Pulled Pork by Laila

Butter cookies with colorful nonpareil sprinkles for your little hearts

Rainbow nonpareils are my favorite type of sprinkles. They are this round, tiny, and colorful sprinkles made of sugar and cornstarch. My favorite part about them is that their ingredients are free of high fructose corn syrup and palm oil, and also, that they remind me of my life in Mexico. If you go to a panaderia here in the States for sure you’ll find this type of cookie with nonpareil sprinkles on them. They’re an all time favorite in my home. I hope you try them and make them for your little hearts!

I totally recommend you get this type of sprinkles. They add such a yummy crunch to your treats! You can find them online, or at your local grocery store. We use them for all sort of treats, such as on apple donuts!

Ingredients:

  • 2 egg yolks
  • 1/2 can condensed milk
  • 1 3/4c all purpose flour
  • 2tbsp cornstarch
  • 1tbsp baking powder
  • A pinch of salt
  • 1 stick softened unsalted butter
  • 2tsp vanilla extract
  • Rainbow nonpareils

Preheat your oven to 390F (200C). Line a cookie tray with parchment paper, or grease it. Whisk egg yolks with condensed milk in a big bowl. Sift the flour, cornstarch, baking powder, and salt into the same bowl. Don’t skip this step, as it will change the consistency of your cookies.

Mix by hand or using a spatula first. Add butter and vanilla and incorporate all ingredients until dough looks homogeneous. Put sprinkles in a bowl for you to dip the cookies. Make little balls and flatten them, and then dip each one of them on nonpareils to cover the top. Place them on baking tray. Bake for 15min, or until bottom of cookies looks golden. Let cool down for 5-10min on a cooling tray.

NOTES:

* Feel free to use a mixer if you have one.
* The amount of condensed milk is about 3/4c. You can also use condensed milk low on sugar.
* Don’t skip sifting the flour and the dry ingredients.
* If needed, add more flour to the dough little by little. This will depend on size of yolks, or temperature of butter.

I really hope you try making these Mexican cookies, and that you spoil your little hearts on Valentine’s Day, or any other day. ¡Buen provecho!

Michelle | con limón, please.

*

*

*

*

*

All the treats, all the sweets! I’ve connected with some amazing galentines to share some blogs featuring valentines desserts! Brownies, donuts, cookies, cupcakes, charcuterie boards and more! Head to each of their blogs to check out what they are sharing.

DIY Mini Valentines Donuts (free printable) by Cheyenne

How to Make a Small Valentines Day Charcuterie Board with Your Kids + 3 Simple Treats Your Kids Will Love by Heather

A Quick & Easy Valentine’s Day Charcuterie Board How To by Amy

Fun + Easy Valentine’s Day breakfast you can make with your toddler by Grace

Valentine’s Day Breakfast Charcuterie by Laila

Valentine’s Day Breakfast Board by Ashley

Valentine’s Day Hand Pies by Latifah

Easy Valentine’s Days Charcuterie Board by Dorche

How to make a simple Valentine’s Day charcuterie board with toddler snacks by Krystalyn

Fun Valentine’s Treat by Angelica

Súper snack para el Súper Tazón – Pollo búfalo horneado

Este domingo es el Súper Tazón LV. No me preguntes quién va a jugar, o quién creo yo que va a ganar, ¡estoy aquí por los snacks y por el medio tiempo! Ni siquiera sabía que en inglés Super Bowl eran dos palabras, como puedes ver.

Este pollo búfalo es mi snack de preferencia. Es fácil de preparar, crujiente, un poquito picante, ¡y a mi familia y amigos les encanta! El año pasado mi amiga Katia me dijo que sería una buena idea que compartiera esta receta para el Súper Tazón, y heme aquí, ¡finalmente! Disfrútalo con un aderezo hecho en casa, y con varitas de zanahoria y apio. Encontrarás mi receta para un dip más abajo.

Aquí está lo que necesitas:

Ingredientes:
2-3 piezas de pechuga de pollo
1t empanizador panko (o cualquiera)
1/2t queso parmesano recién rallado
1/2cdta sal
1/2cdta pimienta molida
1/2cdta tomillo
1/2cdta albahaca
1/2cdta ajo en polvo
1/2cdta orégano
1/2cdta cebolla en polvo
1/4c mantequilla sin sal derretida
1 huevo grande
1/2t salsa búfalo

Precalienta el horno a 400°F (205°C). Corta el pollo en trozos pequeños; quita la grasa. En un tazón mediano mezcla el empanizador, el queso parmesano, y las especias. Si sólo tienes queso parmesano que ya viene rallado o molido, está bien. Sin embargo, usar el queso rallado en el momento le añade un sabor extra a este pollo.

En otro tazón, bate la mantequilla derretida con la salsa, y con el huevo. Pon papel pergamino o vegetal para hornear en una charola, o engrásala. Sumerge las piezas de pollo en la salsa, y luego empanízalas, para después ponerlas en la charola.

Hornea por 15-20min, hasta que veas que el pollo se ve doradito y bien cocido. Si tienes un termómetro, cocina el pollo a 165°F (74°C) para el que sepas que es seguro comerlo.

También quería compartir cómo preparar este aderezo que siempre lo hago para acompañar este pollo. De hecho te recomiendo que guardes esta receta para que lo prepares para acompañar otras comidas, o verduras. Es como el aderezo que preparan en mi restaurante favorito de la tierra que me vio crecer. El restaurante se llama Chiltepinos, y lo usan para acompañar principalmente las alitas picosas que venden.

Aderezo
Ingredientes:

1/2t mayonesa
3/4t yogurt griego
1/2cdta jugo/salsa sazonador Maggi
1/4cdta ajo en polvo
1/2cdta pimienta molida

Agrega todos los ingredientes en un tazón, y bate hasta combinar bien. ¡A aderezar!

NOTAS:
* Si no tienes empanizador panko, usa de cualquier otro tipo. El tipo panko hace que sea más crujiente.
* Si usualmente compras las especias de mezcla italiana lista para usarse, puedes utilizarla, y agrega únicamente la sal y la pimienta a tu empanizador.
* Para el aderezo, puedes sustituir el yogurt griego por crema, o crema ácida.

¡Espero que prepares esta receta!

¡Buen provecho!

 Michelle | con limón, please.

Super Bowl, Super Snack – Baked buffalo chicken

This Sunday is the Super Bowl LV. Don’t ask me who is playing, or who I think is winning, I’m here for the snacks and the halftime! I didn’t even know Super Bowl was actually two words, as you can see.

This baked buffalo chicken is my go to snack. It’s easy to make, crunchy, a bit spicy, and my family and friends love it! Last year my friend Katia told me it’d be a good idea to share the recipe for the Super Bowl, and here I finally am! Enjoy it with some homemade dip, and carrot and celery. You’ll find the dip recipe below.

Here is what you need:

Ingredients:
2-3 pieces of chicken breast
1c panko breadcrumbs (or any)
1/2c parmesan cheese freshly grated
1/2tsp salt
1/2tsp ground pepper
1/2tsp thyme
1/2tsp basil
1/2tsp garlic powder
1/2tsp oregano
1/2tsp onion powder
1/4t melted unsalted butter
1 large egg
1/2c buffalo sauce

Preheat oven to 400°F (205°C). Cut the chicken in small pieces; cut the fat off.
In a medium bowl mix the breadcrumbs, parmesan cheese, and spices. If you only have parmesan cheese that’s already grated it’s fine. However, using freshly grated parm gives this chicken extra flavor.

In a separate bowl, mix the butter with the red hot sauce and the egg. Put parchment paper on an oven tray, or lightly grease it. Dip the chicken in the sauce mix, bread it, and put on the tray.

Bake for 15-20min, until you see the chicken looks golden, and well cooked. If you have a thermometer, cook chicken to 165°F for safety.

I also wanted to share this dip that I always pair it with. It’s actually one I’d recommend you to save and pair it with other meals or veggie snacks. It emulates a dip that my favorite restaurant in my hometown prepares to accompany their hot wings.

Dipping Sauce
Ingredients:

1/2c mayonnaise
3/4c Greek yogurt
1/2tsp Maggi seasoning sauce
1/4tsp garlic powder
1/2tsp ground pepper

Add all the ingredients to a bowl, and whisk until well combined. Dip away!

NOTES:
* If you don’t have panko breadcrumbs, use any other kind. Using panko breadcrumbs really adds a crunch to this chicken.
* If you usually buy Italian spices combined, you can go ahead and use them, and add salt and pepper to your breadcrumbs.
* For the dip, you can substitute the Greek yogurt for table cream, or sour cream.

I hope you try this recipe!

¡Buen provecho!

 Michelle | con limón, please.

*

*

*

*

*

If you’re looking for more ideas for snacks for the Super Bowl, check this one out!

How to Make Bubble Waffles the Perfect Super Bowl Snack by Amy

Sopa de Lentejas mexicana estilo Sonora

Me acuerdo cuando era chica, y bueno, toda mi vida comiendo sopa de lentejas ya sea en mi casa en Hermosillo, o en casa de mis abuelas. Era una sopa muy simple, pero súper deliciosa y reconfortante. Siempre la comíamos al mediodía, no importaba si era un día caluroso de verano. Una tortilla de maíz recién hecha en forma de burrito con mantequilla en una mano, y una cuchara llena de sopa en la otra. A veces con algo de queso fresco, y una vez que ya eras más grande, le agregabas unos chiltepines.

Cuando me mudé a Chicago comencé a extrañar los sabores de mi tierra. Un día le llamé a mi mamá, y le pedí la receta de las lentejas. Mi mamá nunca te dice cantidades. Ella te dice “agrega un poco de esto, algo de lo otro, un poquito de aquello”, y así sucesivamente. Así que, cada vez que hacía esta sopa, igual le agregaba algo de esto, algo de aquello, y no tenia cantidades anotadas para compartir la receta.

Esta es la nota que hice hace 4 años cuando estaba hablando por teléfono con mi mamá. Las líneas significan que esos ingredientes van juntos. Los ingredientes están en el orden que deben de ser agregados. Así, sin cantidades ni tiempos de cocción.

Lo que me gusta de esta sopa es que está llena de proteína y hierro, y es versátil. Puedes agregar tocino friéndolo primero, o jamón después de agregar el caldo si quieres agregar aun más proteína, o variedad en el sabor. Pero bueno, ¡finalmente he llegado a tener medidas para que tú pruebes mi sopa de lentejas sonorense!

Ingredientes:

1 1/2t lentejas
1/4 cebolla amarilla o blanca
2 dientes de ajo
1 o 2 tomates (alrededor de 1/2t)
1 chile serrano or jalapeño

2cda aceite de cocina
4t caldo de pollo (o 4t de agua y consomé de tu preferencia, ya sea de res o de verduras)
Sal y pimienta al gusto

*Alrededor de 2t de agua hirviendo para remojar las lentejas

El primer paso es agregar agua hirviendo a las lentejas. Déjalas remojando mientras preparas los demás ingredientes. Pica la cebolla y el ajo finamente. A mí me gusta usar una prensa para ajos. Pica el tomate. Quita las semillas al chile y pícalo finamente. Deja las semillas si te gusta la comida picante; no le pongas chile si no te gusta lo picante.

Una vez que tengas todos los ingredientes listos, toma tu olla para sopas, y ponla en la estufa a fuego alto. Agrega el aceite de cocina; yo usé aceite de oliva. Después, agrega el ajo y la cebolla, y cocina a fuego medio hasta que suelten aroma. Después agrega el tomate, y espera a que suelte su jugo. Agrega el chile serrano o jalapeño.

Escurre las lentejas, y agrégalas a tu olla. Si estás usando consomé en polvo, ahora es el momento de agregarlo. Cocina por dos minutos moviendo esporádicamente. Agrega el caldo de pollo, revuelve, y deja que hierva. Cubre tu olla, y deja cocinar a fuego bajo por 15min. Agrega sal y pimienta al gusto.

Sirve tu sopa, y agrega queso fresco y tus chiltepines. ¡No te olvides de tu burrito de tortilla de maíz calientita con mantequilla!

¡Buen provecho!

 Michelle | con limón, please.

Mexican Lentil Soup Sonoran style

Growing up, I remember eating lentil soup either at home in Hermosillo, or at my grandmas’ house. It was a pretty simple soup, but super tasty and heartwarming. We’d always have it at noon, and it didn’t matter if it was a hot summer day. A warm freshly made corn tortilla with a spread of butter wrapped like a burrito in one hand, and a spoon full of soup in the other. Sometimes with some queso fresco, and once you were old enough, you’d add chiltepín peppers to yours.

When I moved to Chicago, I started craving the tastes of my hometown. I called my mom one day and I asked her for her lentil soup recipe. My mom never tells you amounts. She only says “add some of this, some of that, a little bit of that”, and so on. So, every time I’d make this soup, I’d also just add some of this, some of that, and I didn’t have the amounts written down to be able to share them.

This is the note I made over 4 years ago when I was on the phone with my mom. The lines mean those ingredients go together. Ingredients are in the order to be added. No amounts, no cooking times.

What I like the most about this soup is that is full of protein and iron, and it’s versatile. You can add bacon as the first ingredients to fry, or ham after your add the broth if you’d like to add even more protein and a taste twist. But hey! I have finally come up with the amounts for you to try my soup!

Ingredients:

1 1/2c dry lentils
1/4 yellow or white medium onion
2 garlic cloves
1 or 2 tomatoes (about 1/2c)
1 serrano or jalapeño pepper

2tbsp cooking oil
4c chicken broth (or 4c of water and bouillon of your preference, it could be beef or vegetable)
Salt and pepper to taste

*About 2c of boiling water to soak the lentils

The first step is to add boiling water to the lentils. Let them soak while you’re preparing the rest of the ingredients. Finely dice the onion and the garlic. I like to use a garlic press. Finely chop the tomato. Seed the pepper and chop it. Leave the seeds if you’d like a spicy soup; skip the pepper if you don’t like spicy soups.

Once you have all the ingredients ready, grab a pot for your soup, and set it on high heat. Add the cooking oil to your pot; I used olive oil. Then, add the garlic and onion, and cook on medium heat until fragrant. Then add the tomato, and wait for it to look juicy. Add the serrano or jalapeño pepper.

Drain the lentils, and add them to your pot. If you’re using powdered bouillon, now it’s the time to add it. Cook for two minutes stirring occasionally. Add the chicken broth (or water if you’re using powdered bouillon), stir, and bring to a boil. Cover your pot and let it simmer for 15min. Add salt and pepper to taste.

Serve your soup, and add some queso fresco, chiltepín peppers or chili flakes. Don’t forget your warm corn tortilla burrito!

¡Buen provecho!

 Michelle | con limón, please.

*
*
*
*
*
I’ve connected with some amazing Bloggers to share some blogs featuring heartwarming food recipes! Soups, broths, casseroles & more! Head to each of their blogs to check out what they are sharing.

Cheyenne

30 minute instant pot copy cat Olive Garden chicken gnocchi soup

30 Minute Instant Pot Copy Cat Olive Garden Chicken Gnocchi Soup

Amy

Slow Cooker White Chicken Chili

Slow Cooker White Chicken Chili

Mai

Chicken Pot Pie Soup

https://www.mformai.com/post/recipe-chicken-pot-pie-soup

Krystalyn

Filipino Beef Stew — Sinigang na Baka

How to Make: Sinigang na Baka (Beef Sinigang)

Grace

Super easy Mexican Picadillo Recipe

How to make Picadillo : The Easy Way

Laila

Green bean casserole

https://thegoodwivesblog.com/green-bean-casserole/

Heather

Quick and Easy Chicken Fajita Soup Instant Pot Recipe – Perfect for the Busy Mom

Quick and Easy Chicken Fajita Soup Instant Pot Recipe – Perfect for the Busy Mom

El nacimiento de Antonio Rafael

Entre sesiones de boobie, cambio de nappies, y demás, siento que no tengo tiempo para escribir; a este periodo le llaman el cuarto trimestre. Si ya has pasado por aquí sabes a lo que me refiero, y si estás por pasar por estas primeras semanas con un recién nacido, déjame decirte que hay luz al final del túnel, todo mejora, y tu vida toma un sentido diferente y mejor. Si estás amamantando no te des por vencida, todo se hace más fácil. Pero bueno, déjame contarte sobre el nacimiento de Antonio Rafael.

39 semanas de embarazo. Lunes

Antonio no estaba con su cabeza para abajo. Ya mi ginecóloga me había recomendado realizar una versión cefálica externa (VCE), que es cuando mueven al bebé dentro del vientre. Ella me había dicho que podríamos haberlo intentado en la semana 36, que es cuando el bebé aún no está tan grande, y hay alta probabilidad de que la versión sea exitosa. Sin embargo, también había la posibilidad de que el bebé simplemente se regresara a la posición en la que estaba. No me quise arriesgar, todo lleva un riesgo. Así que tenía programada una cesárea exactamente a las 39 semanas de embarazo.

Todos los días antes de que llegáramos a las 39 semanas de gestación parecían eternos. Me daba miedo que se me rompiera la fuente y que comenzara labor de parto. De haber pasado, tendría que haber ido rápidamente al hospital porque podría haber perdido el líquido amniótico en un corto tiempo. Gracias a Dios no pasó. 

El día lunes 24 de agosto, justo a las 39 semanas de embarazo, me desperté temprano, me bañé y alisté para llegar al hospital a las 9am. Tenía programada cesárea a las 11am, pero como habíamos acordado, primero veríamos si era viable realizar la VCE. Fuimos mi esposo y yo con nuestra maleta al hospital, y con la silla del carro lista para nuestro bebé en la parte trasera del carro. Fue difícil decirle un hasta luego a Robbie. Es la primera vez que paso noches lejos de él. Se quedó en casa con su abuela de Michigan, Julie, quien vino a Chicago a apoyarnos.

Ya en el hospital primero me dejaron pasar, y después de un rato le dieron permiso a mi esposo para acompañarme. Después, me pasaron al que sería mi cuarto, y vino mi doctora para platicar sobre la VCE, y me comentaron que sería buena idea que me anestesiaran con epidural en caso de que la ECV no fuese exitosa; así estaría lista para ir al cuarto de operaciones y tener una cesárea. Cuando me pusieron la epidural cuando di a luz a Robbie no sentí dolor encima de los dolores de parto; esta vez estaba consciente de todo, y ¡oh, qué dolor!. Ya cuando estaba lista, vino mi doctora, junto con otra doctora más, y la enfermera para realizar el proceso de VCE.

Lista para el quirófano, aunque el proceso de la ECV fue en mi cuarto. También le habían dado a mi esposo el equipo de protección especial para que estuviese listo para cambiarse y acompañarnos.

Versión Cefálica Externa

Estaba nerviosa pero confiaba en mi doctora. Estábamos listos, escuchábamos el latido del corazón de mi bebé. Nos habían explicado que era normal que sus latidos se alentaran después de la versión, pero que había que esperar a que volviera a la normalidad en un tiempo adecuado, y de no lograrlo, me llevarían a quirófano. Comenzaron. Mi esposo tomaba mi mano, y cerré los ojos rezando para que pudieran lograrlo. Decidí abrirlos, no sentía nada debido a la anestesia. Vi a mi doctora con su cara roja, y haciendo mucha fuerza manipulando al bebé en mi vientre. No fue algo sencillo. Después de terminar, mi doctora volteó a verme y me dijo sonriendo: “Antonio is upside down, Michelle” (¡Antonio ya está boca abajo!), y de repente los latidos de Antonio estaban cada vez más lento. Ellas veían los monitores, yo tomaba fuerte la mano de mi esposo, orando. Sus latidos comenzaron a normalizarse, ¡y gracias a Dios el proceso fue un éxito! Después de celebrar un poco, mi doctora me dice que no pensó que fuéramos a lograrlo. ¿Puedes creerlo? Yo que me sentía tan confiada, y ella lo que dijo. Me sorprendí en verdad, pero le agradecí con el alma por haberlo logrado. La actitud sin duda forma gran parte de nuestros logros. Seguido de esto, rompieron mi saco amniótico, y me inducieron el parto. 

Espera y labor de parto

No recuerdo a qué horas terminaron la versión. Eran entre las 3 y 4 de la tarde. Estaba hambrienta y súper sedienta con más de 15 horas de ayuno, y al fin pude tomar agua y comer algo. No había más que esperar al progreso de mi labor de parto. Escuchamos música, podcasts, comimos snacks, mi comida del hospital, y de repente, el dolor de las contracciones apareció. El anestesiólogo estaba en el cuarto de operaciones y no podía salir para ajustar la dosis. Al inicio no era tan pesado porque tenía tiempo para recuperarme entre cada contracción, pero cuando estaban más cerca, y el poder del medicamento decaía, sentía que ya no podía más. Siempre he dicho que los dolores de parto se sienten como que te quieren partir por la mitad, ¡jaja! Después de tal vez un par de horas, o 3 días, el anestesiólogo regresó y ajustó el medicamento. Pude sentirme mejor poco a poco. Mi dilatación no parecía progresar, así que teníamos que relajarnos, seguir comiendo snacks, cenar, ver tv. Parecía eterno.

Al día siguiente. Martes.

Bueno, en las primeras horas del día siguiente, después de la media noche cerca de la 1am, fue mi doctora a revisarme, y dijo que ya estaba lista. También, me dio la noticia que había desarrollado preeclampsia; el tratamiento de ésta es dar a luz, así que ahí estábamos en el lugar correcto. Comenzaron a alistar todo, y exactamente a la 1:15am comencé a pujar… ¡con máscara! ¡Sí, con máscara! Así es dar a luz en tiempos de pandemia. Pujé por 3 días, o bueno, media hora, y Antonio llegó a este mundo a la 1:48am. Sentía que no iba a poder lograrlo. Le pedía a Dios que me ayudara. Tenía miedo, emoción, todo junto. Todo el temor se fue cuando mi pequeño lloró, y lo pusieron en mi pecho. Antonio Rafael Stephen nació el 25 de agosto de 2020 a las 39s1d, pesó 3.82kg (8lbs 7oz), y midió 49cm (19.3in).
Después del parto tienen que monitorear mi presión arterial muy seguido, así que tenía el monitor en mi brazo. Ese día martes dormimos un par de horas.

Un bebé a término

Mi experiencia con Robbie fue sumamente diferente. No sabía qué esperar con un bebé a término. Duermen mucho después de nacer. Luego de 24h toman y toman y toman teta. ¡Estábamos agotados, jaja! Gracias a Dios no tuvimos problemas con la succión. Pensamos que el irnos a casa sería un proceso rápido después de haber dado a luz. Sin embargo, debido a mi diagnóstico de preeclampsia, tenía que ser monitoreada por al menos 48h. 
El día miércoles tomaron muestra de bilirrubina a Antonio, y salió elevada. Dijeron que tomaron otra muestra en 24h, y por ende, no saldríamos del hospital ese día. Seguían monitoreando mi presión arterial, cada vez más espaciadamente. Realizaron otro estudio de sangre el día jueves temprano. Esta vez la bilirrubina estaba más elevada, y tendrían que pasar a mi bebé a UCIN para comenzar fototerapia.

UCIN

Sentí que mi mundo se derrumbaba. Ya quería estar en casa con Robbie, con su hermanito. Me partía el alma pensar en llegar a casa sin panza, y con los brazos vacíos. En mi mente tenía planeado que llegaríamos a casa con Antonio, y que grabaríamos la reacción de Robbie al conocerlo, intercambiarían regalos, y nuestra familia de cuatro estaría unida.
Se llevaron a mi bebé y en su lugar me trajeron una extractora de leche. Mi corazón y el cuarto vacío. Saqué leche, mi esposo la llevó ya que en UCIN sólo dejaban pasar a un padre a la vez (yay, COVID), y para que yo pudiera ir, tenía que ir acompañada de personal del hospital y en silla de ruedas. 
La bilirrubina baja con fototerapia, y cuando el bebé realiza evacuaciones. No querían esperar, y recomendaron suplementar con fórmula para ayudarle a su cuerpo a evacuar. Mi esposo me llamó para decirme lo que pasaba, y que a fin de cuentas sería mi decisión. Me sentí mal de pensar que mi leche no era suficiente para él, estaba triste, incompleta. Seguí extrayendo mi leche, Antonio la tomaba primero, y después le daban fórmula hasta que se llenara. Fui a verlo, platiqué también con los médicos y me explicaron el plan. Le darían la terapia por al menos 24h. A las 12h de haber comenzado revisaron su nivel de bilirrubina y había bajado, pero seguía la terapia y revisarian valores después de 6h más. Ese día me dieron de alta.
Fuimos a casa para llevar nuestras cosas y ver a Robbie. Robbie es muy comprensivo. Estaba emocionado, confundido, feliz de tenernos en casa. Le explicamos lo que pasaba y pareció comprender. No pude evitar llorar.

Viernes

Regresamos en la madrugada al hospital para llevar leche. Amamanté a Antonio, le dije buenas noches, y nos vinimos a casa. En la mañana, mi esposo llevó leche materna al hospital, y le dieron la buenísima noticia de que sus valores estaban en un mejor rango, y que podríamos tener a Antonio con nosotros ese día. Fuimos juntos por él, Robbie, y mi suegra también. Y como lo he dicho antes, con las manos llenas, y el corazón aún más, comenzamos nuestras vidas como una familia de cuatro.

Al día siguiente llevamos a Antonio a la clínica para su primera cita, en donde tomaron muestra de sangre para revisar la bilirrubina, y también revisaron su peso. Gracias a Dios había subido de peso, y su nivel de bilirrubina estaba en rangos normales. Volveríamos el día lunes para revisar su peso de nuevo, y después de ahí en una semana para evaluar su peso nuevamente. 
¡La leche de mamá sí es suficiente! En su estadía en UCIN fue donde recibió suplemento de fórmula, y gracias al cielo no la hemos necesitado más. Ya lo hemos llevado a su revision de un mes de edad, y va creciendo muy bien. ¡Valen la pena las desveladas, jaja!

La vida como mamá de dos niños es sumamente cansada, sumamente llena de amor y felicidad. Si eres mamá primeriza, o segundiza jaja, te daré estos consejos:

  • Fíjate muy bien de quien tomas consejos
  • No te preocupes por el desastre en tu casa
  • Come sano, mantente bien hidratada. Ten a la mano snacks fáciles de comer y nutritivos. A mí me gustan estas barritas, y también tener bananas porque son fáciles de comer.
  • Sigue tomando tus vitaminas prenatales
  • Si estás amamantando, no desistas. Recuerda que le estás dando a tu bebé uno de los mejores regalos que le puedes dar. Créeme, el camino se hace más fácil
  • Toma siestas cuando tu bebé tome siestas (heme aquí escribiendo cuando Antonio descansa)
  • Llora, desahógate. Platica con alguien que ya haya o esté pasando por esto.
  • Si tienes otros pequeños, recuerda que aún son niños, no te olvides de su edad. Aunque se ven tan grandes después de llegar a casa con un recién nacido
  • El intercambio de regalos fue una gran idea. Robbie le dio a Antonio una jirafita Sophie como la que él tenía cuando era bebé, y Antonio le regaló unos monitos de Batman y compañía (justo lo que él quería)
  • Documenta tu maternidad. Los días parecen largos, pero los meses se van volando

 Michelle | con limón, please