Deliciosas galletas con grageas de colores para tus pequeños corazones

Las grageas son mi tipo favorito de chispitas. Son estas chispas para repostería pequeñitas, redondas, y de muchos colores hechas de azúcar y fécula de maíz. Mi parte favorita es que en sus ingredientes no se encuentra el jarabe de maíz de alta fructosa, ni aceite de palma, y que me recuerdan de mi vida en México. Si vas a una panadería aquí en los Estados Unidos de seguro encontrarás este tipo de galleta con grageas. Estas galletas siempre nos han gustado en casa, y las preparamos de vez en vez. ¡Espero que las prepares para tus pequeños corazones!

Totalmente te recomiendo que compres de este tipo de chispas. ¡Agregan un crujir delicioso a lo que prepares! Búscalas en línea, o en cualquier tienda cerca de tu casa. Nosotros las usamos para todo tipo de postres, así como por ejemplo, las donas de manzana.

Ingredientes:

  • 1/2 lata leche condensada
  • 1 3/4t harina de todo uso
  • 2cda fécula de maíz
  • 1cda polvo para hornear
  • Una pizca de sal
  • 1 barra de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
  • 2cdta extracto vainilla
  • Grageas de colores

Precalienta tu horno a 390°F (200°C). Pon papel pergamino para hornear en una charola. Bate con un globo la leche condensada con las yemas de huevo. Si tienes una mezcladora, también puedes usarla. Cierne el harina, la fécula de maíz, el polvo para hornear, y la sal, y ve vertiendo en el mismo tazón. No te saltes el cernir estos ingredientes, ya que afectarán la textura de tus galletas.

Amasa a mano, o puedes usar primero una espátula. Agrega la mantequilla y la vainilla, e incorpora hasta que la masa se vea homogénea. Pon grageas en un tazón para ponerle a tus galletas. Haz pequeñas bolitas y sumérgelas en las grageas para que se les peguen en la parte de arriba. Velas poniendo en tu charola. Hornea por 15min, o hasta que la parte de abajo de las galletas se vea doradito. Deja enfriar en una parrilla o en la misma charola por unos 5-10min.

NOTAS:
* La cantidad de leche condensada es alrededor de 3/4t. También puedes utilizar leche condensada con menos azúcar.
* No olvides cernir los ingredientes secos.
* De ser necesario, ve agregando más harina poco a poco a la masa. Esto va a depender del tamaño de las yemas, o de qué tan suavizada estaba la mantequilla.

Espero que prepares estas deliciosas galletas mexicanas, y que consientas a tus pequeños corazones en este Día de San Valentín, o cualquier otro día. ¡Buen provecho!

 Michelle | con limón, please.